Steven Nederveen: Naturaleza y Espíritu




















Hoy es un sábado lluvioso. Quería quedarme en mi casa todo el día pero no pude, así que vi llover y no desde mi cama. Sin embargo, ahora que he llegado a tierras secas y me he sentado a escribirles mi recomendado este sábado, me alegro de haber disfrutado de la lluvia que aveces limpia todo. Eso mismo me trasmite el trabajo de Steven Nederveen, hijo de una jardinera y un marinero, nacido en Canadá.

Un baño gentil en el que recuerdos perdidos se diluyen en una atmósfera emotiva y lomográfica. Compuesto principalmente de piezas fabricadas con fotomanipulación y pintura digital, esta obra tiene un cuerpo que evoca la naturaleza y el delicado pero inevitable paso del tiempo sobre todo lo existente, lo efímero de todo, especialmente de lo bello. Es la fuerza de estas dos potencias (naturaleza y tiempo) actuando sobre la (indefensa) perspectiva humana. 

La arquitectura como prueba primordial que lo hecho por la mano del hombre no tiene cómo competir con la voluntad de la naturaleza, adquiriendo con el abandono una belleza petrificada, fresca, sin reglas para crecer y apoderarse de cada bloque de piedra, para convertirse en un tipo de belleza más cómoda, libre. Lo natural representando lo espiritual que se apodera y doblega a lo material.

Su técnica también es primordial para el objeto de la obra. Nederveen inicia en el lienzo, con pintura análoga, luego lo sincroniza con fotografía como representación de lo real y a través de su manipulación digital logra evocar o traer al frente del espectador la posibilidad de este universo libre de la presencia humana. "Dibujar lo extraordinario a partir de lo ordinario", esto presume que lo extraordinario ya es latente en el universo real, esta "entre nosotros".

A continuación les dejo la pagina web de este artista y un video de su técnica mágica.
Besos a todos, feliz sábado.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Beautifully written. I couldn't have said it better myself. Thank you.