El ojo que piensa

Para la navidad del 2009 mi familia me regalo mi primera cámara digital: una Kodak compacta color lila. Para ese momento estaba terminando mi cuarto semestre en la Universidad y para todas las clases y trabajos debía llevar un registro fotográfico y hacer intentos decentes de fotografía de producto. 

Como no tenia cámara, siempre terminaba secuestrando la de mi exnovio o la de mis amigos, fue ahí cuando empecé a cogerle el gusto a la producción de imagenes y, como se podrán imaginar, la cámara me cayó de perlas. Me fui a estrenarla a la Virgilio Barco a los 5 días de haberla destapado, invite a un amigo que disparaba en análogo y creo que le probé todas las funciones que tenia. Esa cámara fue mi mejor amiga durante muchos años.

De esa salida fotográfica obtuve esta primera imagen. La fuente me llamó la atención de una y como que no sabia ni por donde empezar a capturarla. Solo quería como tenerla y ya. Hacer lo que había aprendido hasta el momento con la fotografía: registrar.


Pasaron casi 4 años entre el día que me estrené mi Kodak compacta y el día en que me compré y estrené mi  cámara reflex, la pedí de Navidad mucho jajaja, pero nunca llego (esta era la cara de mis papas -_-). Así que desde que empecé a ganar dinero por mi trabajo, decidí reunir lo suficiente para comprarme una cámara  profesional. Ella y yo, dos extrañas que no se entendían, comprendimos que necesitabamos ayuda y así fue como llegamos a 7fotógrafos, cuyas clases me llevaron de nuevo por los caminitos y fuentes de la Virgilio Barco. 

En este nuevo viaje con mi reflex lo primero que entendí es que a pesar de que la cámara me brindaba nuevas posibilidades, lo que realmente tenia que construir era un talento narrativo, //¿que quería ver, que me gustaba ver, que quería contar y cómo lo quería contar?//...por que la cámara no lograría eso por mi y todos podemos registrar, la diferencia está en el ojo que registra y ese ojo piensa y siente.

Esta es una segunda foto de la misma fuente 4 años después. 


Besos a todos.

Comentarios

AlejandroRestrepo ha dicho que…
Hola Nía,
Muy buen relato. Me gusta la forma como nos cuentas los cambios y sensaciones que has tenido en relación con la fotografía. La segunda foto me gusta mucho más por la composición. Felicitaciones!
williamgalindo.net ha dicho que…
Muy buen trabajo Nia, me conecté mucho con tu narración, mi recorrido fue similar, yo tuve una cámara compacta hace muchos años, pero la use principalmente cuando estuve en Medellín, por lo que no me fue posible recrear una foto de esa época. La segunda foto tiene un cielo muy llamativo y una buena composición. Felicitaciones.
Nana ha dicho que…
Me gusta mucho como se ve la evolución que has tenido como fotógrafa. Muy chévere la segunda foto.
ANDREA SERNA BARRAGAN ha dicho que…
Me gusta como escribes...Es bonito ver la evolución que se tiene en aquello que a uno le gusta tanto...ya sabes que me encanta tu blog!!
Juan PBF ha dicho que…
La segunda rompe con toda linealidad y le da más emoción a la toma.
rafaelsanz.net ha dicho que…
Tus relatos siempre son agradables de leer, que bueno que hayas llegado a 7fotógrafos ¡Buen camino Nia Estefanía!
rafaproy ha dicho que…
Muy buena retrospectiva y como siempre, muy bien enmarcadas las fotos con tus textos,
Cristian ha dicho que…
Me encantan las imágenes y por eso trato de disfrutar de las bellas fotos que hay de distintos lugares. Por eso constantemente trato de ir con mis camaras reflex sacando fotos de todo lo que puedo