Harajuku Wanderlust


Necesito motivación, pero no me va a llegar sino la busco. Hoy tuve revelaciones en la ducha, pensé en una vida sencilla en una montaña alpina en donde tengo una casa y soy carpintera. Hay flores infinitas sobre un jardín verde limón y la única señal de tv que me llega es de un programa de concurso harajuku japonés. 

Pensé en las posibilidades de mi vida campestre, frugal y entretenida por los nippones sobrediseñados y me di cuenta que estoy cansada de ambicionar cosas que realmente no me harán feliz, quiero irme a buscar que hacer y que querer. Y eso es todo, el fin de las revelaciones de hoy. 

Me demoré huevo haciendo esta ilustración, estaba exorcizando cosas. Aquí les dejo el proceso (que por cierto tiene un hueco de color que olvide mostrarles)... y gracias por leerme, hoy, mañana y el día que me vaya a Japón.



Comentarios