Ryohei Hase: Turbulencia Animal


















Con devastadora animalidad llegan a nuestras pantallas los trabajos de Ryohei Hase, un jovencito japonés que se abre paso en la red a punta de humanos teriántropos con fauces abiertas, articulaciones crispadas y pelaje enredado, espeso y sangrante. Desempolvando los rincones podridos de la mente y el corazón, este artista ejemplifica e ilustra, con increíble su-rrealismo, la oscuridad que habita en la mente del ser humano: su fragilidad, tristeza, instinto animal y deseo de supervivencia. 

Pero ¿Por qué usar animales de todo tipo para representar la naturaleza humana? Según Hase, es en las características que cada especie tiene en donde se reflejan las desesperaciones y tribulaciones de la mente. En medio de la imagen desordenada, confusa y desbordada, predomina el símbolo del animal, sea lobo, gallina, cerdo o conejo, desplegando un espectro de mensajes que van desde lo frágil, grotesco, protector, feroz o destructivo. Su inspiración surge de personas que ve diariamente asediadas por sus problemas de la vida cotidiana y como, de un momento a otro, presentan actitudes agresivas o pasivas según el problema que enfrentan. Ligado directamente a su concepto esta además la increíble destreza del japonés para ejecutar las obras, usando fuertes contrastes, superposiciones, desproporciones y texturas siniestras.

Hase, actualmente radicado en Tokyo, es un ilustrador freelance que trabajó en nada más y nada menos que Bandai Namco Games. Su trabajo independiente abarca desde portadas de discos, revistas y libros hasta posters para videojuegos, películas y editoriales de moda. A pesar de estar dedicándose al arte, este japonés cuenta que durante su periodo en la secundaria nunca se destacó en esta área, sin embargo en su ultimo año escolar se le comenzó a reconocer por sus capacidades para el dibujo y es por esta razón que decide iniciar su carrera de Artes, donde aprende y afianza las técnicas que hoy en día aplica en sus obras.

Éste es un artista que empapa de espejismos, sombras, pesadillas y deseos su obra, es por esto que no define nunca lo que quiso decir con sus ilustraciones. Busca ansiosamente que el espectador se identifique con las turbulencias que ve y reconozca en su interior en que situación se ha sentido como un lobo fiero o como un sabio elefante.

Debido a que Hase es aun muy  joven, no descarta cambiar de estilo o evolucionarlo hacia otros horizontes. Entre sus planes esta reunir sus criaturas mitad animal/mitad humano para crear una novela gráfica muy completa con la que pueda llegar a tocar las puertas de su gran ídolo GIGER.

Les dejo los links a sus portafolios web para que revisen la extensión de su obra y me cuenten que tal les parece.
Abrazos a todos.

Comentarios