Elliot Tupac y la Psicodelia Chichera








He ido 3 veces a Perú, y aunque la comida y los paisajes son una cosa espectacular, he de confesar que lo que hizo que se me abrieran los ojos como platos soñadores fue la estética chica. El power chicha-peruano-sicodelico empapelando las paredes de las calles, carreteras  y edificios enteros. 

La primera vez que fui, en el 2009, recuerdo haberme bajado del micro-bus y haber tratado sin éxito, arrancar un cartel chicha para traermelo a mi casa en Bogotá y enmarcarlo. Sin embargo la segunda vez le puse más empeño a la cosa y fui directamente a las imprentas del centro de Lima para traer no solo uno, sino un grupo selecto de carteles que contaban con nóminas como Los hermanos Yaipen, Agua Marina, Alegría, Los Ovnis, entre otras delicias chichadélicas.

Toda esta introducción es necesaria para contarles que me emociona profundamente que uno de los exponentes más reconocidos de esta estética, Elliot Tupac, está de visita en Bogotá entre el 29 de agosto y el 24 de octubre para dictar un taller de Caligrafía y Lettering. 

Oriundo de Huancayo, Perú y con un trabajo tan delicioso como la mismisima papa a la huancaína, el trabajo de Tupac se enmarca en este contexto trópico-andino y reivindica esta estética gloriosa del cartel Chicha, llevándola a otras partes del mundo siendo publicado en revistas como la Creative Review de Londrés e interviniendo muros en Notting Hill y Brooklyn.

Esperemos que el artista pueda intervenir algún muro bogotano con su característica explosión peruana.  Les dejo los enlaces al portafolio de Tupac, un enlace a la programación del taller que esta dictando en Bogotá y un documental sobre la música y estética chicha para que se hagan una idea de este movimiento. 



Y aqui les dejo una de las tantas pics que en las que posé con los carteles chichas. 
Amor a primera vista.

Comentarios