El símil bogotano







La comparación es un recurso literario que consiste en destacar o establecer semejanzas entre los elementos (objetos, personas, animales, etc) para describir una cualidad que los hace comunes y bajo cuya descripción pueden ser comparados. Con este ejercicio busco llegar al fondo de las comparaciones coloquiales con las que definimos a las personas que se relacionan con nosotros día a día en la ciudad. 

El uso de símbolos (sustantivos-adjetivos) dentro del lenguaje de una población también hace parte de su identidad y describe parte del imaginario colectivo de todos quienes entendemos este código de símbolos, en este caso, la población bogotana. 

Siempre me ha interesado la forma encantada que tiene las personas de describir a quienes viven a su alrededor a través de símiles zoológicos, botánicos, etc. Un adjetivo no es suficiente para describir a estos sujetos, es necesario atribuirle características de objetos o animales, etc, para realmente sentir que se esta describiendo a alguien tal cual es, en su esencia. 

Por ejemplo el zanahorio, que como una zanahoria que es buena para la vista, las encías y la piel, hace todo lo bueno, lo correcto, lo sano. O un avión, que pasa por encima de los carros y se salta sus señales, sus códigos y acuerdos y por eso se cree mas vivo o mas rápido (estos son los que se saltan las filas). Todas las comparaciones nacen de algo que no podemos explicar con simples adjetivos, algo que nos molesta o que nos gusta pero que sin embargo nos impacta de alguna forma. El lenguaje transforma esta ciudad en lo que podría ser una jungla con toda su fauna. Welcome to the Jungle baby.

Estas fotos son solo una parte de la investigación que hice, por fuera se me quedaron Paila, Cuchilla, Loba, Sapo, Lámpara, Perro, Buena Papa, Grilla, entre otros, así que debo una segunda tanda de descripciones para completar este diccionario.

Comentarios

Artículos populares