El temerario cuaderno de Anton Vill


















Temerario es una gran definición para el cuaderno de bocetos de Anton Vill. Es como si de repente una oscura flor abriera sus pétalos en frente de nuestros ojos, una flor de pétalos traslucidos y orgánicos que deja ver su tenebroso y visceral interior. Potente, surrealista y perverso es el trabajo de ésta oriunda de Estonia, que revolucionó las redes sociales durante el pasado 2013.

Una gran mezcla de humor lowbrow y un Jardín de las Delicias biomorfo: infinitamente complejo, imaginativo, bizarro y grotesco. Su materia prima principal es el grafito y esferos, con ellos logra todas estas partes humanas retorcidas y espacios intrincados que componen su universo ficcional. Aunque algunas de sus obras poseen un humor de pesadilla (cráneos abiertos revelando tesoros por ejemplo), cada una de sus piezas es digna de análisis y exige tiempo de contemplación.

Sobre esta chica no encontré mucha información, así que solo puedo dejarlos con sus redes sociales para que la sigan y le echen ojo a todos sus trabajos.

Saludos [desde las tripas].

Comentarios

Mao Orozco ha dicho que…
El trabajo es excelente, demasiado visceral para mi gusto, pero sin duda impecable, me impacto demasiado el de la mujer con mirada entre el anhelo y la desgracia, así me imagino la mirada de penelope, Gracias por el aporte Niita. Un abrazo

Artículos populares