Camino y Fin









El camino, marcado con lineas de pintura sobre el asfalto. La arena, el abismo o el fin, bordeando el horizonte como huella infinita. "No sabemos donde estamos". El destino fantasma de una Suramérica vasta y misteriosa, llena de caminos silenciosos que recorren como serpientes oscuras las enormes montañas andinas, valles secos, arenas saladas. Somos ese pequeño bus en movimiento, somos esa parada en la nada, entre la niebla y el viento.

Todo camino tiene inicio y fin y sin embargo, cada vez que tocamos lo desconocido, donde creíamos que se había acabado cualquier rastro de humanidad, alguien ya había llegado allí. Una casa, habitada o abandonada, almas que observan la inmensidad y viven diariamente con el silencio de la montaña. Personas que encontraron en este fin del camino un nuevo comienzo.

Comentarios