Ray Caesar: Siniestro Niño Interior






















Cuando MySpace era el Facebook de ahora, yo conocí a Ray Caesar. Para ese entonces no tenía éste blog, pero desde ese día sigo su trabajo como una gran fan/stalker, por eso hoy le dedicaré este post.

Con él fue amor a primera vista, algo de genial y demente tiene su trabajo: inocente, oscuro, plástico y perverso, todo empaquetado en figuras infantiles que rondan habitaciones con muebles Luis XVI. Mini María Antonietas enfundadas en vestidos rococó que se desvisten o se admiran sus monstruosidades frente a tocadores dorados, niñas que no son inocentes, bebes que no son adorables, todo lo contrario, perturbadores. 

Éste artista nacido en Inglaterra y criado en Canadá inicia su biografía así: “Nací en Londres, Inglaterra, el 26 de octubre de 1958, siendo el más joven de cuatro hermanos y para gran sorpresa de mi padre, nací perro. Este acontecimiento desafortunado pronto fue aceptado por mi familia, y nunca ha sido mencionado otra vez en presencia de educadas compañías. Tuve una juventud estrepitosa, como era natural en mi raza, pero demostré un gran interés por las Artes y dibujé cuadros incesantemente en cualquier cosa, incluyendo paredes y suelos de cualquier sitio de nuestra pequeña casa. Después de ciertos apuros con vecinos intolerantes, convencieron a mi familia para trasladarse a Canadá, y no pasó mucho tiempo para que la ciudad de Toronto se convirtiese en nuestro nuevo hogar. Ahora vivo en una casa de ladrillo con mi maravillosa esposa Jane, y un coyote llamado Bonnie. Me gusta comer aguacates y ya no me importa realmente ser un perro" 

Así, con un humor muy propio, Caesar compone un mini universo surrealista, complejo y claramente pop que lo ha puesto en la cima de la ilustración contemporánea, sus obras de aura inquietante llenan galerías internacionales y coronan portadas de revistas renombradas como JUXTAPOZ y HI FRUCTOSE. Se repite constantemente a sí mismo y a quienes se interesan en su trabajo que NO pinta niños, pinta las almas humanas y ocultas dentro de nosotros mismos, lo que realmente somos y las contusiones, anhelos, fantasmas y traumas que llevamos dentro.

Antes de dedicarse a hacer su arte propio, este artista trabajo en la productora GVFX en Toronto, en donde hacia los efectos especiales y diseño conceptual de una serie llamada Total Recall 2070 (ya se! no se emocionan al ver que todas las cosas maravillosas convergen en Philip Dick y sus novelas???) A raíz de eso  lo nominaron a un Emmy y perfeccionó su técnica de modelado 3D en Maya, la cual usa para la composición de sus obras personales. Empieza modelando toda la escena como una escultura digital, luego la colorea, rellena y completa usando texturas foto realistas. En su pagina web, Caesar explica algunas de sus obras paso a paso, lo cual es muy rico de ver.

Es consciente de que su obra no es para todo el mundo, pero lo que más le sorprende es que sea considerada arte. Para él es un proceso comunicativo entre su consciente y su inconsciente, una forma de sanar traumas que tiene desde la niñez, exorcisar la pena que le causo la muerte de algunos de sus seres queridos, la frustración de haberse dedicado mucho tiempo a hacer cosas que no quería hacer (como trabajar en el Hospital de Niños Enfermos en Toronto) y de transmitir el deseo profundo de vivir su vida cada día, con sus cielos y sus infiernos. Un excelente ejemplo a seguir para sacar lo mejor de situaciones oscuras.

Les dejo los links a su trabajo para que lo vean y se perturben un poco. Su recorrido es muy amplio y sus obras, un montón. Espero las disfruten.

Besos al niño interior.

Comentarios