Especial de Halloween: Violeta, la pescadora del mar negro







Bienvenidas sean otra vez todas las delicias, frivolidades y monstruosidades del Halloween. Así como los Simpsons, yo también tengo mi especial de Noche de Brujas en el que me dedico a buscar material animado que les genere las peores pesadillas y temores a aquellos que me leen en tan añorada fecha (mejor que la Navidad).

Estuve buscando el video perfecto para llevar mi cometido a cabo y me encontré con esta perversa y enferma joya del terror español: Violeta, la pescadora del mar negro. Un cortometraje animado en stop motion en donde, en una casa aislada cubierta en hollín, conviven una niña, su madre moribunda y su abuela ciega. En un principio la protagonista parece ser la más cuerda de la historia, sin embargo, es cuando se interesa en un vecinito desconocido donde todo se pone bien freak.

La animación, cochina, tétrica, psicópata y enferma es perfecta para narrar esas escenas escabrosas y las relaciones espeluznantes, posesivas e infantiles que existen dentro de la trama. Es específicamente macabra en cuanto a las miradas y gestos logrados en los personajes. Además la edición de sonido le aporta mucho: regurgitar, derramar, vomitar, expulsar, torturar, machacar o arrullar están dentro de los verbos sonoros que recuerdo haber identificado en el corto.

Los creadores de este grotesco cortito son Marc Riba y Ana Solanas, cuyo historial de animación en stop motion es amplio, diverso, pero sobretodo sorpresivo y muy entretenido. Ellos, que emprendieron a ciegas la creación de un estudio que se dedicara al stop motion solamente (I +G StopMotion), han recibido las mejores criticas sobre sus trabajos y viajado con ellos a distintos festivales en Francia, Canada, Italia, Portugal, Rumania, Estonia, Alemania y Turquía, donde han cosechado múltiples premios y menciones honoríficas. Su secreto, según ellos, recae en la continuidad de sus trabajos, la conservación de su estética y la originalidad de sus historias. Además reconocen al stop motion como un arte que se esta extinguiendo, lo que le aporta un valor extra a sus trabajos que se aferran a esta técnica tradicional.

Como tip chevere les cuento que los personajes se hacen en madera tallada y plomo cubierto en latex. Los entornos también son diseñados y fabricados enteramente por ellos (lo que me hace pensar que tienen unas mentes muy pero muy oscuras). 

Aquí les dejo la pagina web del estudio para que le echen ojo a los otros cortos que tienen y también una entrevista a los animadores en donde pueden conocer mucho más sobre ellos. Pero primero, primero vean el corto de Violeta y aterrense.

Espero que tengan las peores pesadillas y me las cuenten, toditas.


Comentarios