Eric Joyner: Dona glaseada + Robot Heróico













Zacharias Joyner  murió en 1918 (finales de la I Guerra Mundial) después de vender todas sus pertenencias para fundar el primer local de donas en San Francisco. Lo mato una explosión causada por exceso de levadura en los hornos de su nuevo Donut Shop

Décadas después uno de sus descendientes, Eric Joyner, se obsesiono con Van Gogh  y termino estudiando arte, pero no fue hasta que la historia de su abuelo panadero lo alcanzo, casi un siglo después, que este californiano encontró su verdadera inspiración. Decidió no volver a trabajar para nadie y dedicarse a hacer lo "que le viniera en gana", eso incluía trabajar especialmente en la funesta historia de las donas y las maquinas visionarias que había comprado su abuelo para prepararlas.

De allí se deriva esta idea de las donas y los robots pintados en oleo sobre tablones de abedul. Ahí esta la mezcla, impresionismo y azúcar. Por eso es que Joyner vive en este mundo de batallas galácticas, robots domésticos que evocan a Robotina perversas donas decoradas que vienen a conquistar el mundo.  

Actualmente Joyner tiene 48 años, se confiesa obseso con los robots japoneses y se considera un vocero de la ciencia ficción gráfica, pues su obra es una historia con cualidades y conflictos narrativos  cuya riqueza esta en lo figurativo de la misma. Para él no hay sentidos ocultos, la escena que se ve es lo que es y debe ser interpretada como un capitulo dentro de un gran relato. Yo no tengo idea cual es el orden de su obra así que para cachar el relato de este personaje tendremos que revisar sus piezas cuidadosamente.

Les dejo el link a su pagina web: http://ericjoyner.com/

Comentarios